Aceite de Caléndula para la piel

En general asociamos las flores a la primavera, pero la temporada otoño-invierno también nos ofrece hermosas variedades para alegrar nuestros jardines, balcones y ventanas: pensamientos, alhelí, crisantemo y violeta de los alpes son algunas variedades ornamentales que podemos conseguir fácilmente. Pero mi favorita es sin duda la caléndula. Además de tener hermosas flores amarillas o anaranjadas, es generosa y rápida para florecer, y se puede recolectar las semillas de manera muy sencilla. ¡Y como si esto fuera poco, tiene muchas propiedades medicinales que podemos aprovechar!

Flor de Caléndula

Voy a contarles cómo preparar aceite de caléndula para tratar lastimaduras en la piel y acné, ya que ésta posee propiedades cicatrizantes y anti-inflamatorias. Lo único que necesitamos es aceite (podés usar el que tengas a mano, pero como vas a usarlo sobre la piel, los ideales son el de almendras dulces y el de coco, o en su defecto el de oliva) y flores de caléndula. Vamos paso a paso:
1- Colocamos flores frescas de caléndula en un frasco de

vidrio hasta llenarlo.

2- Agregamos aceite hasta cubrir las flores.
3- Tapamos y dejamos reposar al menos un mes.
4- Durante la maceración, cada tanto es bueno agitar un poco el frasco y colocarlo al sol.
5- Finalizado el mes de espera, filtramos, colocamos en un frasco
color caramelo y guardamos en el freezer (esto aumenta su vida útil).
Para usarlo, sacamos el frasquito del freezer, dejamos derretir solo lo necesario y volvemos a guardarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *