Alerta Roja: Cómo combatir una plaga devastadora

Llega el verano, el termómetro marca temperaturas por encima de los treinta grados, y empezamos a notar que las plantas en nuestra huerta comienzan a perder hojas (generalmente, se van amarilleando y secándose)… no es el otoño que se aproxima, es la araña roja en toda su magnitud!

Que es la araña roja? Wikipedia lo define como Tetranychus urticae, una de las muchas especies de ácaros que se alimentan de plantas que se suelen encontrar en ambientes secos y que generalmente se les considera una plaga. Los ácaros son capaces de tejer telarañas, por lo que se les suele confundir con arañas. Pero no son arañas, son ácaros.

Cómo actúa? Este ácaro pequeño (0.5  mm) oriundo de zonas tropicales y subtropicales se alimenta de muchas plantas de la huerta (especialmente tomates, berenjenas, zapallitos, porotos y frutilla) e incluso de algunas plantas ornamentales (como rosas o gardenias). Generalmente viven en colonias y depositan sus huevos en el envés de las hojas (el lado no visible), y se alimenta de los contenidos celulares dejando laceraciones en las hojas que vemos como manchas pálidas (en contraste con el verde intenso del resto de la hoja).

Lesiones producidas por araña roja en una planta de tomate.

Lesiones producidas por araña roja en una planta de tomate.

Cuándo aparece? Aunque individualmente las lesiones son pequeñas, los ataques de araña roja suelen ser masivos y si no son controlados rápidamente pueden acabar con el cultivo.  Las condiciones ideales para aparición de araña roja son altas temperaturas y baja humedad, por lo que en nuestro clima suelen aparecer a fines de diciembre y durante todo enero. A medida que aumenta la temperatura (especialmente si sobrepasa los 30 grados) la tasa de reproducción de los ácaros aumenta exponencialmente, por lo que debemos estar muy atentos ya que en pocos días podrían ser una plaga difícil de erradicar.

Como se combate? Hay 3 formas de combatir la araña roja, realizando un control químico, un control físico o un control biológico. Los controles químicos involucran la utilización de algún veneno que las elimine, y desde éste blog no recomendamos aplicar productos nocivos para la salud humana ni vegetal. La opción de control biológico consiste en introducir en la huerta insectos depredadores que se alimentan de la araña, muy utilizada en cultivos comerciales aunque en cierta forma impracticable a nivel doméstico (costo elevado). La opción que recomendamos es aplicar un remedio casero o un plaguicida ecológico que actúe por contacto, asfixiando al ácaro y controlando su reproducción.

Preparado de Ajo (aplicación cada 48 hs).

Ingredientes: 6 dientes de ajo grandes. Pedazo de Jabón de Pan (25 gr.).

Preparación: Se pican los dientes de ajo. Se troza el jabón. Se añade 1 litro de agua y se lleva a hervor a fuego lento durante 30/45 minutos. Se deja enfriar completamente. Se cuela asegurándose de eliminar todos los elementos solidos, y se guarda en un recipiente no metálico.

Aplicación: El extracto rinde para 5 litros una vez preparado, por lo que debemos diluirlo antes de aplicarlo con un rociador sobre las plantas. No aplicar con sol directo, hacerlo por la mañana o al atardecer.

También se pueden comprar plaguicidas ecológicos en viveros o growshops, e incluso en nuestra tienda online se puede conseguir Chauchobi. También funciona muy bien el aceite de neem.

Lo importante es ser constantes y regulares en el control de nuestra huerta, para prevenir la aparición de esta terrible plaga y poder actuar lo más rápidamente si la detectamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *