Cultivos de Otoño en Buenos Aires

Aunque el termómetro nos engañe con tardes cálidas y los rayos del sol calentando el asfalto, el calendario marca inexorablemente la llegada del otoñó a Buenos Aires. Las 16 horas de sol diario, sofocante, ya son historia, y se abre paso a una temporada de temperaturas templadas y abundantes precipitaciones. Justamente dos motivos para celebrar la llegada de ésta estación, que nos brinda a los agricultores urbanos la posibilidad de relajarnos (sólo un poco) y dejar en manos de la naturaleza los cuidados básicos de nuestras plantas. Ya no será necesario regar diariamente, ni proteger los cultivos con techos o media sombras y tampoco tendremos que cuidarlos de algunas plagas como la araña roja. Pero deberemos prestar atención al exceso de humedad (condición propicia para el crecimiento de hongos) y cuidarnos de los pulgones y las orugas, que pueden ser devastadores en nuestra huerta.

Almácigo con cultivos otoñales

¿Qué podemos cultivar en otoño?

El otoño es la estación por excelencia para el cultivo de las hojas verdes en general, y es que las condiciones climáticas son ideales para obtener hojas tiernas, turgentes y abundantes. Las más comunes son lechugas (francesa, criolla, mantecosa, morada, etc.), espinaca y rúcula. También se puede plantar radicheta, achicoria, acelga y nabiza. Además, es posible conseguir semillas o plantines de otros cultivos que se están popularizando en Argentina, mizuna (la radicheta Japonesa) o rúcula salvaje (más picante que su prima hermana).

Izq: Mizuna, hoja verde de origen japonés. Der: Rúcula salvaje.

Izq: Mizuna, hoja verde de origen japonés. Der: Rúcula salvaje.

Más allá de las hojas verdes, infaltables para ésta época en la huerta, el otoño es la estación de las coles. La familia de las brasicáceas (anteriormente conocidas como crucíferas por la forma en cruz de sus flores) está compuesta por muchísimas coles que crecen muy bien en pleno sol pero requieren de temperaturas moderadas y soportan bajas temperaturas (por eso adoran ésta época del año). Entre las más comunes, podemos encontrar la coliflor, el brócoli calabrés (el clásico verde que encontramos en todas las verdulerías) y el repollo (en su variante blanca tradicional, o en su variante colorada). En los últimos años, producto de la popularidad de la comida asiática (especialmente la china y la tailandesa) se han popularizado mucho otras variedades como el pak choi (también conocido como repollo chino o bok choy), kale (col crespa), brócoli colorado y un híbrido entre la coliflor y el brócoli conocido como brócoli romanesco.

Iz: Kale, o col crespa. Der: Brócoli colorado.

Izq: Kale, o col crespa. Der: Brócoli colorado.

Los cultivos otoñales se encuentran con un suelo gastado, con menor disponibilidad de nutrientes ya que los tomates, pimientos y berenjenas de la primavera/verano son muy exigentes y consumen muchísimas cantidades de nutrientes esenciales (especialmente de nitrógeno). Por ello, las leguminosas son nuestro mejor aliado. Esta familia de plantas tiene la curiosa propiedad de ser capaz de fijar al suelo dónde se encuentran sus raíces, nitrógeno del aire. Es decir, sembrando cultivos como arvejas, habas y porotos, estamos además fertilizando nuestra huerta.

Las arvejas cumplen un doble propósito: sirven como alimento, y fertilizan el suelo.

Las arvejas cumplen un doble propósito: sirven como alimento, y fertilizan el suelo.

Finalmente, el otoño es una excelente oportunidad para cultivos como el rabanito, el ajo, la cebolla y la cebolla de verdeo (éstos últimos, ideales para ahuyentar plagas de la huerta). Además, es importante combinar nuestros cultivos con flores como la caléndula, que repele pulgones (principal plaga de las crucíferas), manzanilla y borraja (atrae abejas que favorecen la polinización).

Manejo del suelo

El cambio de temporada exige un cambio en la huerta, que incluye una renovación parcial del suelo, y la remoción de los últimos cultivos de primavera verano. Si es la primera vez que vamos a sembrar, debemos seguir algunas reglas generales para la preparación de un sustrato.  Si por el contrario, estamos sembrando en un cantero preexistente, lo más recomendable es añadir una capa de materia orgánica (2 o 3 cm) y cortar las plantas remanentes de tomates, berenjenas, zapallitos, etc (podemos compostarlas). No es necesario remover las raíces, ya que las mismas se van a descomponer favoreciendo a los microorganismos que habitan nuestra huerta. Al igual que en verano, es importante añadir una capa de mulch o cobertura que cubra el suelo y reduzca la evaporación de agua del mismo. Una buena opción es sembrar trébol, ya que además de oficiar de cobertura, al ser una leguminosa fertiliza el sustrato y al llegar los calores de primavera muere sirviendo de cobertura para los cultivos de primavera/verano.

En resúmen, el otoño es una temporada importantísima para la huerta, ya que un buen manejo de la misma nos dará excelentes cultivos todo el año. Debemos preparar el sustrato, añadirle materia orgánica y restos de los cultivos de la temporada pasada, y sembrar cultivos de estación. Además, debemos podar muchas aromáticas como el orégano, tomillo, o la menta, para favorecer el rebrote en primavera. Así que los próximos días… manos a la huerta!

26 thoughts on “Cultivos de Otoño en Buenos Aires

    • Hola Karina, dependiendo de las horas de sol directo que recibas podés plantar un montón de cosas! Nosotros vendemos semillas agroecológicas (no tratadas con fungicidas ni otros productos químicos) en nuestra web y nuestro local en palermo. También hay muchas ferias donde los productores venden sus semillas! Cualquier consulta, podés escribirnos por facebook.com/tqv.oficial

  1. Gracias Nico! Muy interesante el artículo y realmente dan ganas de “poner manos a la huerta” y sembrar muchas de las variedades que recomendás.

  2. Hola.muy interesante y completa la informacion.dondecpuedo conseguir semillas de buena calidad? Y qsemillas puedo sembrar que salga del mismo fruto?

    • Hola Gabi, nosotros vendemos semillas agroecológicas (no tratadas con fungicidas ni otros productos químicos) en nuestra web y nuestro local en palermo. Casi todos los frutos que coseches en tu huerta te permiten guardar semillas para la siguiente temporada (ej: tomate, pimiento, berenjena, zapallito, pepino, porotos, arvejas, etc)

    • Hola María Teresa, uno de los factores más importantes es conocer la cantidad de horas de sol directo que recibe, ya que en función de eso vas a poder tener distintas variedades de cultivos. A partir de ahí, en el blog podés encontrar información sobre como armar tus macetas, preparar el sustrato y realizar la siembra. Cualquier consulta no dudes en escribirnos!

  3. Gracias, Nico! Tengo sol toda la tarde en mi balcón. Y además una perra “vegetariana” asique debería poner en alto mi huerta urbana. Qué cultivos me recomendás? Muchas gracias.

    • Hola Patricia, si disponés de al menos 5 horas de sol diario, podés tener prácticamente cualquier cultivo de hortalizas. Si te gustan las hojas verdes, ésta es la mejor época del año ya que las temperaturas moderadas son ideales para que crezcan sin problemas. También te recomiendo arvejas, rinden mucho y al ser trepadoras tu perra no va a poder deborarlas :)

  4. Hola Nico, como estas? te hago una consulta: en el verano empece a organizar mi huerta en el balcon. Plante tomates, albahaca, rucula y alguna q otra aromatica. Mi pregunta es: de la planta de tomates, tengo 5 tomates de los cuales solo 1 esta rojo y los otros verdes…espero a que los verdes maduren o los tengo que sacar, “podar” las ramas y esperar al año que viene?? Desde ya, mil gracias por todos los consejos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *