Plagas y Enfermedades más comunes en Otoño

El otoño es una estación con temperaturas moderadas y mucha humedad, lo que favorece la aparición de hongos, ya que éstos necesitan alta humedad (por ejemplo, hojas mojadas durante 3 o 4 horas) y temperaturas medias (ni excesivo calor, ni frío cercano a 0 ºC). Por eso, recomiendo revisar la huerta después de cada tormenta, y en caso de encontrar plantas mojadas, sacudirlas para quitar el exceso de agua. Si notamos la aparición de manchas (grises, negras, amarillas) debemos remover esa porción de la planta y estar muy atentos ya que los hongos se propagan fácilmente.

Izq: Signos de Roya, con las características manchas anaranjadas. Der: Mildiú, polvo blanco.

Izq: Signos de Roya, con las características manchas anaranjadas. Der: Mildiú, polvo blanco.

Los hongos son realmente difíciles de combatir, por eso siempre es mejor trabajar la prevención. Lo ideal, además de remover el exceso de humedad después de las lluvias es tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Rotar cultivos de un año a otro.
  • Eliminar las hojas infectadas y evitar tocar las demás plantas mientras hacemos esto (ya que las esporas se propagan muy fácilmente).
  • Dejar suficiente espacio entre plantas para favorecer las corrientes de aire.
  • Regar el suelo o sustrato y no las hojas, evitando regar en exceso.

¿Cómo los combato?

Más allá de tomar todas estas precauciones, no estamos exentos de que nuestros cultivos contraigan alguna enfermedad. Si eso sucediera, recomendamos aplicar con un rociador una solución de bicarbonato (puede ser de sodio, de potasio, etc.) ya que los hongos tienen dificultades para propagarse en medios alcalinos (prefieren medios ácidos). También es importante que el suelo tenga biodiversidad, ya que los hongos son muy competitivos y hay muchos que son beneficiosos y no permiten el desarrollo de hongos patógenos (como las micorrizas).

Además de los hongos, el otoño nos trae pulgones y orugas. Son dos plagas bien distintas ya que los primeros producen deformidades en las hojas, mientras que los segundos las mastican dejando agujeros.

Izq: Pulgón verde, ubicado generalmente en el envés de las hojas. Der: Orugas en Taco de Reina, donde podemos apreciar el daño causado.

Izq: Pulgón verde, ubicado generalmente en el envés de las hojas. Der: Orugas en Taco de Reina, donde podemos apreciar el daño causado.

Los pulgones se ven particularmente atraídos a las plantas con hojas tiernas, por lo que hay que prestar mucha atención si sembramos rúcula, espinaca o algunas coles. Una forma de detectarlos es observar si las hojas más nuevas crecen normalmente, o están acartuchadas o dobladas. Generalmente si las hojas son muy pequeñas y arrugadas, se debe a un ataque de éstos áfidos que extraen los azúcares de las hojas quitándoles el alimento e impidiendo o limitando su correcto crecimiento. Otra forma de detectarlos es observar la presencia de hormigas, ya que las mismas trabajan junto a los pulgones. ¿Cómo? El exceso de azúcares que consumen los pulgones es secretado en forma de melaza, sustancia de la que se alimentan las hormigas… por tal motivo, éstas los protegen de predadores naturales (como la vaquita de san antonio) y hasta los mueven de un lado a otro.

Las orugas son fácilmente identificables porque dejan enormes agujeros en las hojas de las lechugas y coles, y se reproducen rápidamente. Se ubican siempre en el envés de las hojas (el lado que no se ve) y por lo general aumentan su actividad al caer la tardenoche. Las podemos eliminar manualmente (cuando son chiquitas es muy sencillo) y también combatirlas con insecticidas orgánicos al igual que los pulgones. Los dos que mejor funcionan para controlar orugas son los insecticidas que contengan azadiractina (conocida popularmente como aceite de neem) o los que contengan bacillus thuringiensis (una bacteria, también conocida como BT), ambos inocuos para humanos. Para la aplicación del aceite de neem, recomendamos utilizar una base de jabón blanco o Chauchobi, ya que se disuelve mejor en un medio jabonoso que en uno acuoso y eso facilita su aplicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *