Preparación del sustrato para la huerta

Ya sabemos que vamos a sembrar, ya tenemos listas nuestras macetas, solo nos queda añadir tierra… ¿no? Técnicamente, debemos preparar un sustrato, es decir un medio de cultivo que además de servirle de soporte a las plantas suministre a las mismas cantidades equilibradas de aire, agua y nutrientes minerales.

Sustrato balanceado en sus 3 fases

Es muy importante resaltar la importancia de estas 3 fases (Solida, Liquida y Gaseosa) ya que a menudo nos centramos únicamente en la tierra (el componente sólido) olvidando la importancia del agua y el oxígeno (¡las plantas, al igual que nosotros, beben y respiran!).

Un desbalance o carencia en alguna de estas fases puede causar:

Asfixia de las plantas y los microorganismos que habitan el suelo, por compactación y falta de oxígeno.

Deshidratación, por falta de agua.

– Carencia de nutrientes minerales, que pueden limitar el crecimiento y desarrollo de los vegetales.

Enfermedades, ya que los desbalances vuelven a las plantas más susceptibles y débiles.

Por tal motivo, debemos enfocarnos en preparar un sustrato rico en materia orgánica (para proveer suficientes nutrientes a lo largo del ciclo de cultivo y capacidad de retención hídrica), con suficiente porosidad (para permitir la oxigenación del suelo y el paso del agua), buen drenaje, y un pH balanceado.

La receta que recomiendo es:

  • 50% de Tierra (puede ser de macetas viejas en desuso, del jardín, o de un vivero)
  • 40% de Compost / lombricompuesto (ricos en materia orgánica)
  • 10% Perlita (sustrato inerte)
Izq: Leca y Pometina, piedras que favorecen el drenaje y evitan el encharque. Der: Cajón con una mezcla adecuada (compost, tierra y perlita).

Izq: Leca y Pometina, piedras que favorecen el drenaje y evitan el encharque. Der: Cajón con una mezcla adecuada (compost, tierra y perlita).

Importante! Antes de rellenar el cantero, corroborar que tenga agujeros para un drenaje correcto, y añadir una capa de piedra en el fondo del contenedor para evitar que esos agujeros se tapen con el tiempo (puede ser leca/pometina).  La piedra forma una capa en la parte inferior del cantero o maceta, mientras que el resto de los ingredientes hay que mezclarlos bien hasta que formen un sustrato relativamente parejo.

A esta receta básica se le pueden agregar otras cosas como resaca de rio, turba, vermiculita, corteza de pino, pero es una buena mezcla para comenzar nuestros cultivos. Ahora que ya tenemos nuestro contenedor listo para la siembra, tenemos que elegir que plantar!

TIP TQV: Recomendamos trabajar con guantes cuando manipulamos tierra y compost, ya que los mismos tienen muchos microorganismos y pueden generar una reaccion en nuestra piel especialmente si tenemos alguna herida o pequeño corte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *