¿Qué es el suelo?

Nuestros cultivos son una expresión aérea de lo que ocurre bajo tierra, donde están las raíces en contacto con el suelo. Un suelo no es un montón de tierra, sino que presenta una gran diversidad de vida (micro y macrorganismos) además de los elementos químicos que lo componen.

¿Qué y quiénes habitan el suelo? 

Los principales componentes del suelo son las rocas (minerales), el agua, el aire y el material orgánico (vegetales y animales en descomposición). A esos cuatro hay que sumar uno que suele ser olvidado, pero es absolutamente imprescindible: la biota que habita en el suelo (bacterias, hongos, lombrices, insectos, etc.).

Composición ideal de un suelo.

Composición ideal de un suelo.

Vamos a describir brevemente cada uno de éstos componentes:

Agua y Aire

Dos componentes fundamentales que permiten que se desarrolle la vida en el suelo. El aire se aloja en los poros que dejan las diferentes partículas, y permite la respiración de las raíces y de los organismos que viven bajo tierra. El agua generalmente contiene sales disueltas y tanto plantas como organismos no pueden sobrevivir sin ella. Algunos suelos retienen más agua que otros, pero todos necesitan un mínimo porcentaje para poder ser fértiles. En un suelo ideal éstos elementos deberían representar aproximadamente el 50% del total.

Rocas y Minerales

Todos los suelos están compuestos por partículas de diferentes tamaños llamados arena, limo y arcilla. Dependiendo de las zonas geográficas y las características geológicas, estas partículas están presentes en diferentes proporciones, lo que otorga diferentes características a los suelos (por ej: mayor o menor retención de agua, cohesión, porosidad, etc.).

La arena es la partícula de suelo más grande, proviene de rocas molidas (su color varía según el tipo de roca), está compuesta fundamentalmente por cuarzo y no posee muchos nutrientes para las plantas. El limo es una combinación de sílice, calcio y otros minerales. Finalmente la arcilla, cuyas partículas son las más pequeñas, es la más rica en minerales, y contiene nutrientes como hierro, potasio y magnesio.

Materia Orgánica

Los restos vegetales y animales en el suelo proporcionan los materiales orgánicos (las rocas y minerales son inorgánicos). A través de la descomposición (acción de los microorganismos) y la mineralización, éstos materiales se convierte en nutrientes que las plantas vivas utilizan.

Microorganismos y fauna

El componente vivo del suelo son los organismos que lo habitan. Algunos de los más importantes son bacterias, hongos, nemátodos, lombrices e insectos. Los mismos juegan un rol fundamental ya que son los recicladores de la naturaleza: descomponen la materia orgánica generando nutrientes que pueden ser absorbidos por las plantas continuando el ciclo vital. Además, generan cavidades y porosidades que contribuyen a mejorar las propiedades físicas del suelo.

Organismos que habitan el suelo

Cada uno de los componentes del suelo es imprescindible para que las plantas puedan crecer y desarrollarse de forma óptima, y de ese modo permitir la vida de todos los seres que habitan este planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *