Todo sobre el tomate. ¿Fruta o Verdura? (Parte 2)

Ya vimos un poco de la historia del tomate, como se popularizó por todo el mundo y finalmente se industrializó, reduciendo su producción a pocas variedades. Por eso, si como yo, están cansados de los tomates sin sabor y añoran disfrutar de una buena ensalada o sandwich jugoso, pasen y lean. Con éstos consejos van a poder cultivar sus propios tomates, aunque no hay que desesperarse si las cosas no salen como uno quería ya que el cultivo de tomates es bastante complejo… aunque obviamente el esfuerzo vale la pena!

Tomateras tutoradas en huerta orgánica.

Tomateras tutoradas en huerta orgánica.

¿Qué necesito para cultivar tomates?

Como todos los cultivos, debemos proveer los 3 pilares fundamentales. Debemos garantizar una buena provisión de agua, con un riego periódico, especialmente durante los meses de más calor (que coinciden con el crecimiento de los frutos). Pero cuidado, porque un exceso de agua genera condiciones propicias para la aparición de enfermedades fúngicas y malas condiciones de fructificación, por lo que es importante que el sustrato o la tierra tengan buen drenaje y no se encharquen. Además, los tomates necesitan bastante sol directo (al menos 5 o 6 horas por día). Finalmente, es un cultivo que exige una elevada cantidad de nutrientes por lo que es indispensable un suelo fértil con gran cantidad de compost maduro.

¿Cuándo siembro? 

En Buenos Aires se puede sembrar desde fines de agosto a principios de septiembre para variedades tempranas y hasta principios de diciembre para variedades tardías. Lo recomendado es sembrar en almácigo protegido en agosto, cuando todavía en exterior hace frío y transplantar los plantines al suelo o maceta a fines de septiembre. Hay que tener en cuenta que es un planta con una temperatura óptima de crecimiento entre 20-30°C de día y 10-17°C de noche, pero además requiere al menos 100 días para desarrollar y madurar sus primeros frutos con lo cuál la siembra en almácigo nos permite extender el período de cultivo.

El esquema de plantación se establece en cuánto a la variedad a sembrar, ya que no es lo mismo un tomate cherry, que un tomate perita por ejemplo. Para valores aproximados, se recomienda una separación entre plantas de 40 cm, y en el caso de sembrar varias hileras (para huertas grandes), de al menos 80 cm entre las mismas. En caso de ser cultivo en maceta se recomiendo una maceta de 20 litros como mínimo y la variedad que mejor se adapta son los cherries.

¿Cómo lo cuido? 

Para obtener una buena cantidad y calidad de frutos, debemos realizar algunos cuidados durante el crecimiento de la planta. Específicamente debemos hacer:

  • Poda: generalmente hacemos una de formación al momento del transplante a su lugar definitivo, y luego podas periódicas eliminando los brotes axilares nuevos, manteniendo el tallo principal.  Los cortes también deben ser limpios para evitar la entrada de enfermedades.
  • Deshojado: se eliminan hojas senescentes, para facilitar la aireación y además mejora el color de los frutos. También se recomienda en hojas enfermas, eliminando la fuente para que la misma se propague.
  • Tutorado: Suele hacerse con cañas e hilos atados al tallo principal, otorgándole una guía y firmeza. Hay que tener cuidado de no apretarlos mucho para evitar el estrangulamiento del tallo.

Plagas y enfermedades más comunes:

Cuando hablamos de plaga generalmente nos referimos a insectos que atacan nuestra planta y de no ser controlados, pueden ocasionar serios daños y afectar la cosecha. Algunos de los más comunes son:

– Araña Roja: ácaro que pica las hojas y se alimenta de los nutrientes de la planta. Se reproduce rápidamente en condiciones de mucho calor y baja humedad.

– Mosca blanca: insecto picador que vuela y cuyo principal daño es la transmisión de enfermedades virósicas a nuestros cultivos.

– Trip: insecto roedor, produce daños en las hojas.

Daños y causantes: Araña roja, mosca blanca y trips.

Daños y causantes: Araña roja, mosca blanca y trips.

 

Además de éstos, dependiendo de la zona y la época del año también podemos encontrar pulgones, minadores y nematodos (viven en el suelo). Sin embargo no causarán mayores problemas si nuestra planta crece en condiciones óptimas con una buena asociación de cultivos y un suelo sano. Algunas de las asociaciones que recomendamos son con plantas de la familia allium (ajo, cebolla, ciboulette, etc.), albahaca, zanahoria y lechuga. Además, siempre es conveniente sembrar cerca algunas flores como el copete y la lavanda, ya que repelen plagas y atraen polinizadores.

Con respecto a las enfermedades, una de las más comunes es el oídio. Este hongo se manifiesta como un polvo blanco generalmente en las hojas y tallos. Los mismos, una vez afectados, pueden amarillearse y terminan cayéndose. El oídio, si no se combate a tiempo, puede matar a la planta. Las condiciones para su desarollo son primaveras húmedas y temperaturas moderadas (con los calores del verano es difícil que aparezca). Una buena manera de prevenirlo es evitando mojar las hojas al momento del riego!

Podredumbre apical y oídio.

Podredumbre apical y oídio.

Finalmente, nuestros frutos pueden ser afectados por la pudredumbre apical del fruto. Esta enfermedad es causada por la deficiencia de calcio, un micronutriente esencial, y se manifiesta como un área negra (necrosis) en la zona baja de los frutos. Para evitarla siempre es convieniente aplicar un par de veces al año harina de huesos, que añade calcio al suelo.

¿Cuándo cosecho?

Algunas variedades de tomate son de ciclo determinado, aunque la mayoría son de ciclo indeterminado, es decir que continúa formando flores y dando frutos de forma continua. El momento de cosecha en casa es cuando el fruto se encuentra en su intenso color característico (rojo, amarillo, etc.) y notamos que ya no es tan duro como cuando estaba verde (sin llegar a estar demasiado blando). Lo recomendado es cosechar sólo los tomates que vamos a consumir en un par de días, y evitar refrigerarlos ya que pierden parte del sabor.

 

Tip: Si cultivás en macetas, te recomiendo las variedades de tomatitos cherries ya que serán más productivos. Son ideales para ensaladas o incluso como un snack sano cuando estás hambriento y apurado.

 

3 thoughts on “Todo sobre el tomate. ¿Fruta o Verdura? (Parte 2)

  1. Me encanto esta info,pork aparte de saber cuando se planta me entere k mi plantita d tomate tenia una de los insectos k dijeron TRIPS y ya me tomo tada la planta …todabia la puedo salvar??? Tiene todas las hojas como la foto.desde ya gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *