¡Todo sobre Nutrición Vegetal!

¿Qué son los nutrientes?

Son elementos químicos que requieren los seres vivos para poder realizar sus funciones vitales. Los vegetales necesitan 13 nutrientes, a los que se denomina esenciales, y se dividen en 2 grupos de acuerdo a la cantidad requerida:

  • Macronutrientes: Nitrógeno, Fósforo, Potasio, Calcio, Magnesio y Azufre.
  • Micronutrientes: Hierro, Zinc, Manganeso, Boro, Cobre, Molibdeno y Cloro.

Dentro de los macronutrientes, el nitrógeno, el fósforo y el potasio (N-P-K) son los que la planta utiliza en mayor cantidad. Además de éstos nutrientes, los tres elementos que se encuentran en mayor concentración en los vegetales son el carbono, el hidrógeno y el oxígeno, los cuales se toman del agua y de la atmósfera.

¿Para qué sirven los nutrientes? 

Cada elemento cumple una función particular dentro la planta. El nitrógeno, por ejemplo, es fundamental para la estructura celular y participa del metabolismo, el fósforo favorece el crecimiento y el potasio proporciona buen desarrollo, florecimiento y fructificación.

¿Cómo se obtienen? 

Las plantas obtienen los nutrientes del suelo, a través de las raíces (por diferencia de presión en aquellos solubles en agua, y por difusión en otros). Sin embargo, muchos de los nutrientes necesarios no son asimilables de forma directa, ya que forman parte de la materia orgánica en descomposición (restos de animales y vegetales). Por ejemplo, las plantas no pueden asimilar el nitrógeno en forma orgánica, sino que lo hacen en forma de amonio (NH 4 +) o nitrato (NO3). Los responsables de la transformación de los nutrientes para que puedan ser incorporados por los vegetales son los microorganismos (bacterias, actinomicetos, hongos, virus, protozoarios, etc.). Sin éstos organismos, el suelo está “muerto” y requiere de la fertilización humana para que sea cultivable.

¿Qué pasa si la planta no puede incorporar los nutrientes? 

La escasez de los tres nutrientes que más se toman del suelo (N-P-K) es el principal limitante para cultivar. La carencia de alguno de éstos elementos se manifiesta en la planta de alguna forma: deficit de nutrientes

  • Nitrógeno: se manifiesta primero en hojas más viejas, disminuyendo su coloración verde y posteriormente amarillándose.
  • Fósforo: suele comenzar en hojas inferiores, al igual que el nitrógeno. El verde oscuro de las hojas se torna rojizo, purpura y puede llegar a secarse. Disminuye la floración y a su vez genera tallos más cortos y de menor diámetro. Las hojas reducen su tamaño.
  • Potasio: Afecta el desarrollo de la planta, retrasando la fructificación (en muchos casos se ven frutos de menor tamaño).

Hay que prestar mucha atención ya que los síntomas pueden confundirse debido a que también pueden ser causados por enfermedades o daños mecánicos. Además los requerimientos nutricionales varían entre cultivos y especies. Por eso recomendamos una rotación de cultivos y la incorporación de materia orgánica degradada (compost o lombricompuesto) para no desabastecer el suelo de nutrientes. Si se decide fertilizar, es recomendable utilizar fertilizantes orgánicos ya que hay menor riesgo de excederse, lo que podría causar severos problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *